Taj Mahal

El Taj Mahal, está considerado una de las siete maravillas arquitectónicas del mundo moderno, y uno de los más bellos monumentos de la arquitectura indomusulmana. Está situado en la mística ciudad de Agra, en la India, a orillas del río Yamuna, en el estado de Uttar Pradesh. Esta ciudad fue capital del imperio mongol entre 1556 y 1658 y tuvo una de sus épocas de mayor esplendor bajo el gobierno del emperador Shah Jahan, quien hizo construir el Taj Mahal como mausoleo y homenaje, en memoria de su esposa favorita, Mumtz Mahal, quien falleció al dar a luz a su decimocuarta hija.

Características del Taj Mahal

El mausoleo es el edificio central y el más conocido del conjunto arquitectónico. El edificio está construido totalmente en mármol blanco y posee hermosas decoraciones tanto en su exterior como en su interior. El exterior está adornado con hermosas caligrafías, incrustadas en oro, sobre los paneles de mármol blanco, las cuales transcriben versos del Corán; así también presenta en su decoración elementos geométricos abstractos y motivos vegetales, bellamente tallados. La decoración en los espacios interiores mantiene los mismos elementos, y está realizada con radiantes gemas preciosas y semipreciosas, lo que le da gran colorido y belleza.

La sala principal, donde se encuentran los cenotafios del emperador y Mumtaz Majal, presenta dos plantas de forma octogonal cubiertas con una bóveda cuya falsa cúpula se alza a 25 metros, es copia de la exterior, y está hermosamente decorada con motivos solares. Las paredes se encuentran adornadas con motivos florales hechos de pórfiro, ágata, cornalina y lapislázuli, alternando con zócalos y placas de mármol esculpidas con relieves florales. La cúpula que corona el mausoleo es una construcción grandiosa, la cual está apoyada en un tambor circular de siete metros de altura, su decoración presenta relieves de flores de loto y termina en una aguja dorada.

El Taj Mahal posee también hermosos jardines que rodean la construcción, cada sección se divide en senderos de mármol y de ladrillo, adornados con dieciséis canteros de flores. A una distancia media entre la entrada y el mausoleo, se encuentra el estanque central, rodeado de cipreses, el cual refleja el edificio. Estos jardines tenían como fin representar los jardines del Paraíso reseñados en los textos sagrados.

La entrada principal del Taj Mahal, conocida como darwasa, es un edificio de proporciones monumentales, construido en arenisca roja, cuyas arcadas repiten las formas del mausoleo, presentan la misma decoración caligráfica, así como decoraciones florales en bajorrelieves e incrustaciones. Al otro extremo del complejo arquitectónico se encuentran dos grandes edificios, ubicados a los lados del mausoleo, paralelos a los muros este y oeste, la mezquita y el jawab, o casa de invitados.

Conocer el Taj Mahal es realizar un viaje inolvidable que nos permite conocer el esplendor de una cultura milenaria, en su más elaborada y bella expresión, y ser testigos de una historia de amor que pervive muchos siglos después, en este precioso mausoleo construido por el emperador Shah Jahan, en memoria de su amada, Mumtaz Majal.

Maravillas del Mundo.org usa cookies para mejorar la experiencia de navegación y mostrar publicidad. OK Más información